Batman Begins
Batman Begins ● 2005 ● USA-Reino Unido ● 2h 14min
”Un regreso como tiene que ser, con respeto y saber hacer.”
★★★★






Comparte

El nombre de Christopher Nolan era prácticamente “ninguneado” por muchos seguidores. Quizá la crítica si le tenía en cuenta, al menos le conocían. Ahora ya se ha hecho un hueco en las cabezas pensante, gracias a títulos como Batman Begins, el resurgir de un personaje (y de su director, por qué no) en una espléndida y espectacular obra.

Gotham City, una ciudad que tiene una doble cara. El crimen y la corrupción subyacen en el entramado de avenidas y calles. Un apellido, una familia, los Wayne. El único heredero de la familia, Bruce (Christian Bale), comparte el dolor de la muerte de sus padres con el de ver cómo la ciudad que tanto trabajo le costó a su padre levantar, se va quedando poco a poco en los huesos. Ha llegado la hora de tomar cartas en el asunto, ha llegado la hora de Batman. Armado con la última tecnología, se dispone a limpiar la ciudad de criminales y a instaurar una justicia.

Christopher Nolan aterrizó en los cines de toda España con una interesante y novedosa propuesta que hizo plantearse que no todo estaba inventado en el cine. Aquella cinta, Memento (2000), dejaba claramente el listón muy alto a las futuras generaciones de jóvenes realizadores que pretendían jugar con el tiempo en sus creaciones.

Ahora Nolan parece haber hecho un punto y aparte y se ha metido de lleno en una saga que había estado olvidada en el cine desde que un osado Joel Schumacher decidiera saltarse a la torera los interesantes convencionalismos de las películas de superhéroes. Si este alemán puso un punto mal puesto a la saga, Nolan lo ha retomado con una dignidad propia de alguien con estilo y que sabe perfectamente a lo que se enfrenta, cosa que Schumacher no tenía ni la más remota (y tuvo dos veces para hacerlo).

Batman Begins no es una quinta entrega, no nos cuenta lo mismo. Es otra visión del alado superhéroe salido de la mente de Bob Kane con un particular estilo visual que atrae desde sus primeros minutos. Realizada a conciencia y sabiendo el peso que conlleva, la película está claramente dividida en dos actos.

En un primero encontramos a un Christian Bale bastante confuso en su papel que está magníficamente guiado por Liam Neeson. Una segunda mitad nos deja claro que Bale vale para Batman pero no para Wayne. En esta mitad tiene a otro gran compañero, Michael Caine, que junto al anteriormente mencionado Neeson, se meriendan a cualquiera que comparta plano con ellos y la cosa es complicada por el reparto de estrellas que hay, cuyas interpretaciones tampoco son precisamente olvidables, a excepción de una vacía Katie Holmes, cuya ausencia, prácticamente habría cambiado poco la esencia del filme.

Nolan ha desplegado la artillería pesada en un filme potente y hecho para reventar taquillas y, quien sabe, relanzar esta saga. Con un sólido guión en donde abundan algún que otro chascarrillo (se ve la mano de Goyer) el filme se va desarrollando casi a trompicones en su transición de una parte a otra, intercalando algún que otro referente a la pasada niñez del personaje de Bruce Wayne. Batman Begins nos muestra además que Gotham City (pastiche de un apocalíptico Nueva York) no es precisamente el sitio más seguro para vivir, y es que el espléndido equipo artístico se ha encargado de proporcionarnos unas interesantes atmósferas.

A la hora de tratar personajes, ha contado con convencionalismos, pero los ha retocado estéticamente para una cinta de esta categoría. Así clásicos como el compañero que ayuda al héroe, el malo enloquecido, el policía… están desarrollados fuera de lo que se conoce, y es precisamente este saber manejar, lo que ha hecho que la película sea distinta a lo que ya conocemos. Ahí está una de las principales virtudes de Nolan a la hora de enfrentarse a un género muy trillado.

Para terminar mencionar algo no satisfactorio de este Batman y es su banda sonora. Acostumbrados algunos al Elfman de fanfarrias y temas épicos, aquí por el contrario se decantan por un siempre frío Zimmer que realiza una mezcla de estilos muy (demasiado quizá) de acorde con composiciones anteriores suyas. Me entristece por el contrario que un músico de mucha más calidad como es James Newton Howard, haya quedado relegado a temas prácticamente anecdóticos y más destacables.

Entretenimiento al más puro estilo de superhéroes, porque que quede claro que esta película no sienta precedentes en el género, es una cinta de superhéroes y como tal está todo inventado, sólo que Nolan ha sabido darle su pequeño toque personal.