Brawl in Cell Block 99 USA 2h 12min
★★★★

Brawl in Cell Block 99(S. Craig Zahler, 2017)

Una historia sencilla, dura y con un buen protagonista, pero no emociona.

Tras estrenarse en la dirección con Bone Tomahawk (2015), una especie de western con tintes de terror que, gustaba o disgustaba sin término medio, S. Craig Zahler dirige una cinta bastante diferente a la protagonizada por Kurt Russell, pero que hereda su particular estilo narrativo.

Brawl in Cell Block 99 nos cuenta la historia de un boxeador retirado al que da vida Vince Vaughn, que tras ser despedido de su trabajo en un taller regresa a su vida clasdestina de narcotraficante para tratar de sacar adelante su matrimonio. Pero un incidente lo envía a prisión, donde deberá sobrevivir dentro de un clima de bastante violencia.

El realizador vuelve a estructurar la película en tres actos bien diferenciados. Esto ayuda bastante a seguir la historia de una forma sencilla y nos permite asimilar poco a poco las diferentes escenas que se plantean. Zahler facilita esta vez que el espectador sea partícipe de lo que está viendo. Aunque eso sí, el guión tiene las “trampas” necesarias para que todo siga su curso, hasta su previsible resolución (también marca de la casa).

Mantiene muchas de sus señas de identidad, como un desarrollo pausado de algunas escenas, o la profundización en los personajes, aunque siempre nos queda la sensación de que queremos saber algo más de ellos. Si en Bone Tomahawk se tomaba demasiado tiempo entre escenas con diálogos, aquí pasa directamente a la acción de los personajes.

Tampoco se corta con la violencia explícita. Zahler nunca la esconde, es consciente de que es algo habitual dentro del día a día, y aquí en ocasiones (sobre todo en el tramo final), tiene momentos que rozan hasta lo hilarante y el despropósito. Sí, algo exagerada tal vez.

A nivel visual, la cinta es escueta, limpia y encuentra perfectamente los escenarios que necesita para que los personajes ejecuten muy correctamente sus acciones. Se pone especial hincapié en las dos cárceles que aparecen, una moderna y la otra mucho más antigua (casi parece un escenario teatral más que una prisión).

A nivel interpretativo, tenemos a Vince Vaughn en uno de sus mejores papeles. A nivel dramático no hemos tenido muchas oportunidades de ver al protagonista de comedias como Los amos del barrio (Akiva Schaffer, 2012) o Los becarios (Shawn Levy, 2013), aquí sin duda podríamos hablar de la mejor cinta de este actor. Un papel duro, aunque tampoco emociona. Entre los secundarios encontramos a Jennifer Carpenter, Udo Kier y hasta un reciclado Don Johnson, en un breve papel de alcaide.

Brawl in Cell Block 99 es una película que respira dureza, violencia y crudeza, con una historia que, sin llegar a conmovernos, nunca pierde interés. Hay personajes interesantes, como el propio Vaughn, pero tampoco son demasiado grandes. Una película bastante digna que sin duda mejora considerablemente lo que su director hizo en Bone Tomahawk. Aquí al menos el ritmo, aunque sigue siendo pausado, no llega a aburrir, y la historia tiene bastante más enjundia que aquella.

¿Por qué no se estrenó en cines?

Al igual que pasó con su anterior trabajo, el cine de Zahler es un habitual en el Festival de Cine de Sitges, pero curiosamente no en circuitos comerciales. Tras su presentación en él, poco o nada de supo de su posible estreno en salas. La presencia de un actor conocido como Vince Vaughn tampoco fue garantía para que alguna distribuidora se interesase por ella.

¿Cómo se puede ver?

Afortunadamente Universal consiguió editar la película en DVD y bluray, por lo que está disponible en esos formatos.