Captain Marvel
★★★★★
Un comienzo correcto, con poco riesgo, y que resulta bastante entretenido

Capitana Marvel |(Anna Boden y Ryan Fleck, 2019)

A finales de los años sesenta, aparece el personaje de Capitana Marvel (por entonces se hacía llamar Ms. Marvel), una de las pocas heroínas que MARVEL tiene en su amplio catálogo de superhéroes y que aquí tiene el rostro de Brie Larson.

Y es precisamente la protagonista de la maravillosa aunque cruda La habitación (Lenny Abrahamson, 2015) quien le da cierto alma a este espectáculo hecho exclusivamente para los “marvelitas”, para los ávidos consumidores de cine de superhéroes. Para el resto no pasa de ser una cinta bastante entretenida y que tiene algunos pequeños logros que la distancian del resto de cine hecho en serie sobre los personajes de la todopoderosa MARVEL.

Capitana Marvel se asienta temporalmente en los años noventa, y buena cuenta de lo poco interesante que tiene viene precisamente por su ambientación, muy bien lograda y muy acorde a lo que nos encontramos. Prácticamente todo rezuma ese aire de la época, incluso la historia es bastante sencilla y simple, como el cine de acción de por aquel entonces. Lo diferencia sobre todo el uso de efectos digitales.

Como película, no aporta realmente nada nuevo, es un sencillo “beginning” del personaje creado por Roy Thomas y Gene Colan. Como lo que ya hemos visto de MARVEL sigue sirviendo de preparación para el desenlace de Vengadores y la fórmula que se nos presenta, no es tampoco ninguna novedad.

Sí que aporta, por ejemplo, algunos detalles a la historia tanto de la propia Capitana Marvel como de Nick Fury (un digitalmente rejuvenecido Samuel L. Jackson). Es más una película que completa pequeños huecos que puedan quedar dentro del universo de MARVEL.

Y es que la película tampoco aspira a mucho más, sino a un simple divertimento. A pesar de que lastra quizá un pequeño problema a nivel general (no parece definirse en algo), sabemos de antemano que el entretenimiento está asegurado.

A nivel interpretativo, destacamos a Brie Larson (por quien muchos no apostaban, la verdad). Su construcción del personaje es bastante buena. El hecho de contar con una estrella de su categoría, quizá sea un alivio para los que temían que la cinta no pudiera llegar a considerarse como “una más” dentro de UCM, pero lo cierto es que Larson cumple con creces un papel que, de antemano, ya sabíamos que iba a estar analizado con lupa por muchos.

Le acompañan dos secundarios correctos, como Jude Law y Samuel L. Jackson. Law, con escasa experiencia en “blockbusters” de superhéroes da vida a un antagonista al que tampoco le sabe dar Disney el toque de villano que debería tener. Sobre Samuel L. Jackson, poco o nada hay que espetarle.

No hay complejidad en los personajes, no hay sorpresas y el ritmo quizá resulte un tanto irregular, pero de lo que no puede quejarse nadie es que Capitana Marvel no es una cinta lo suficientemente entretenida como para dejar una pequeña huella.

Lo mejor: Que Brie Larson demuestra lo todoterreno que es.
Lo peor: Su fórmula no aporta nada nuevo.