The Dyatlov Pass Incident ● 2013 ● USA-Reino Unido-Rusia ● 1h 40min
★★★★★

El paso del Diablo

Cinta bastante irregular, a la que no podemos pedir mucho.

Hablamos de otra cinta que no verán las carteleras españolas. Basada, en parte, en un hecho real, se encarga de ella Renny Harlin, director que parece haber pasado al olvido y que antaño tuvo sus momentos de gloria.

Renny Harlin tuvo una carrera bastante prometedora, a base de títulos memorables como La Jungla 2 (Alerta roja) (1990), Máximo riesgo (1993) o Memoria letal (1996). Cintas que, sin llegar a hacer una exagerada taquilla, sí que es verdad que resultaron rentables. Eran otros tiempos, también hay que decirlo, y la audiencia reclamaba otro tipo de productos. Pero tras varios fracasos encadenados (empezando por Driven (2001)) e incluso tras la bancarrota y desaparición de la Carolco por su cinta La isla de las cabezas cortadas (1995), el director ha seguido en la sombra con productos de bastante bajo presupuesto (ya nadie se arriesga).

El paso del Diablo, se basa en un hecho real acontecido en 1959, donde un grupo de exploradores rusos, murieron en una zona de los Urales sin que, a día de hoy, se conozcan con certeza las causas. Han sido años de investigación y ahora un grupo de jóvenes decide hacer un documental sobre aquello, viajando al mismo lugar. Pero no sabe qué se van a encontrar.

El espectador sí que sabrá lo que se va a encontrar, una cinta, ciertamente entretenida (no se la puede pedir más), pero bastante irregular en muchos aspectos. Harlin se apoya en el guión del novato Vikram Weet, que a su vez toma notas auténticas del hecho sucedido hace años. La mezcla entre lo real y lo filmado (entiéndase como pautas narrativas) están bastante bien. Pero la cosa se tuerce cuando la ficción entra en escena. La experiencia del finlandés de rodar en territorios bajo cero (Infierno en el Ártico (1986) o la anteriormente mencionada Máximo riesgo) son un dato interesante para una lograr fotografía solvente.

Harlin no sabe manejar muy bien historias fantásticas, lo ha demostrado (Deep Blue Sea (1999)) y El paso del Diablo no es una excepción. A pesar del correcto nivel interpretativo (hablamos de actores totalmente desconocidos) y de un avance de la historia bastante bueno (hasta que llegan al lugar), el realizador ha querido dar un giro a su estilo, presentándonos esta especie de documental-película (híbrido curioso) tomando como base el género de las “found footage” que tanto éxito han cosechado (me viene a la mente El proyecto de la bruja de Blair (1999)).

Sin embargo, la parte fantástica de la historia (recordemos que no se ha resuelto la real) queda muy por debajo del resto en cuanto a resultados, no en cuanto a idea, que podría haber sido un buen punto de partida incluso para otra película. La mezcla de ambas partes no le ha salido bien a Harlim y eso es un lastre bastante feo para la cinta.

A nivel técnico, cumple con lo que se la exige, aunque hacia el final, los efectos especiales no sea precisamente espectaculares, pero otras partes (la avalancha, por ejemplo), están bastante bien logradas. Gracias a la fotografía y a la textura de la imagen, Harlin ha podido camuflar bien los trucajes.

En general, El paso del Diablo es una cinta correcta, muy irregular y que podría haber dado mucho más. A su director no se le exige gran cosa, y no parece haber explotado lo suficiente el material auténtico con el que cuenta en su poder. Es una película de la que se podrían haber hecho dos y hasta habrían salido bien ambas.

¿Por qué no se estrenó en cines?

Renny Harlin hace tiempo que no tiene tirón en España. Su último título estrenado en cines, 12 trampas (2008) con la super estrella de la lucha John Cena, no obtuvo prácticamente acogida significativa en las salas, por lo tanto muy pocos se arriesgan a estrenar algo que lleve su nombre. Quizá con su proyecto sobre Hercules en 3D (con el actor Kellan Lutz y que “competirá” con el que protagoniza Dwayne Johnson) que se estrenará en el 2014, levante una carrera en caída libre.

¿Cómo se puede ver?

La única forma de poder ver esta película es a través de su edición en bluray o DVD, que en España se editó a finales del mes de Noviembre de 2015. También está disponible en plataformas digitales.