El plan

El plan (Polo Menárguez, 2019)
Una tragicomedia que cuenta con tres magníficos intérpretes
★★★★
recomendada

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando vemos El plan (Polo Menárguez, 2019) es como una propuesta tan sencilla puede convertirse en una obra con un buen puñado de capas y, además, tocar temas que no parecen pasar de moda, aunque no sean agradables precisamente.

Estamos en el piso de Paco, un hombre que espera reunirse con dos amigos, Ramón y Andrade para llevar a cabo un plan. Un imprevisto les tendrá durante unas horas, recluidos en la casa, lo que les sirve para desvelar secretos, confesar y, quien sabe, desvelar el plan que tienen.

El marcado carácter teatral de El plan viene dado por su origen, la obra teatral escrita por Ignasi Vidal. Tres personajes, un solo escenario, una idea y un desarrollo que, poco a poco va creciendo en intensidad y en información, hasta un final que trae consigo un giro sorprendente y turbador que seguramente incline la balanza sobre si la película nos ha parecido bien o simplemente un engaño para mantenernos atentos durante sus casi ochenta minutos.

Pero la virtud de El plan no es sólo su planteamiento, el magnífico trío de protagonistas sin duda dan la talla en cuanto a papeles creíbles se refiere, proporcionando unos personajes con los que resulta muy fácil simpatizar desde prácticamente el primer momento.

Antonio de la Torre, Raúl Arévalo y Chema del Barco.

Hablar de Antonio de la Torre es hablar de uno de los mejores actores que tenemos en nuestro cine español. El malagueño, acostumbrado a papeles algo más traumáticos y dramáticos, aquí se redescubre (aunque su vis cómica no es nada nuevo) como el líder del grupo, como la mente creadora del plan. De la Torre da a su personaje un dinamismo y una naturalidad con la que resulta casi inevitable no reírnos incluso cuando trata temas poco graciosos.

Raúl Arévalo, que dirigó precisamente a De la Torre en su primera película Tarde para la ira, da vida a la mente más abierta del grupo. Un joven perdido, consumidor de marihuana, con un pasado triste y, en el fondo, un tipo que vive el momento. Un personaje que, a pesar de lo cómico que resulta, poco a poco se va revelando como una persona con cabeza, sentido común. Destaca la buena transformación del propio Arévalo a nivel de personaje.

Cierra el trío protagonista el actor de Jaén, Chema del Barco. También lo vimos en Tarde para la ira, y en El niño (Daniel Monzón, 2014). Un personaje muy callado, y que dota a las escenas de mucha credibilidad, al tratar de razonar todo lo que les sucede.

El plan es una cinta muy sencilla, con una fuerte carga interpretativa, y en donde los diálogos frescos y naturales son sin duda su principal reclamo. El trío de actores están muy bien y la película aunque tiene alguna parte un poco plúmbea, no llega a hacerse demasiado pesada. Es corta, y trata temas muy diversos que no pasan de moda. Una cinta actual y bastante recomendable.

Ficha técnica

Guión
Polo Menárguez, Ignasi Vidal
(sobre la obra de teatro de Ignasi Vidal)
Dirección de fotografía
Alejandro Espadero
Música
Pablo Martín-Caminero
Montaje
Vanessa Marimbert
Formato
2.35:1
Nacionalidad
España
Duración
79 min.
Distribución
Filmax
Más información

Comparte: