Aus dem Nichts Alemania, Francia 1h 46min
★★★★

En la sombra(Fatih Akin, 2017)

Cuando cuesta discernir entre venganza y justicia.

El director germano de origen turco Fatih Akin, siempre ha mostrado interés (y hasta obsesión) en las relaciones humanas, en las relaciones dentro de las familias, en cómo éstas se transforman con hechos, con acciones, en cómo se relacionan entre sí.

En la sombra (Fatih Akin, 2017) es su nueva propuesta. Un drama ambientado en Alemania y que cuenta con una increíble Diane Kruger en el papel de una joven casada con un hombre turco al que asesinan en un atentado junto a su hijo. A partir de entonces, y tras la detención de dos sospechosos, comienza para ella un auténtico calvario en donde la venganza y el dolor se mezclan casi homogéneamente.

En la sombra, ganadora del Globo de Oro en la pasada edición de los premios, consigue transmitirnos varias sensaciones, todas ellas canalizadas en el personaje de Katja una mujer fuerte aunque derrumbada tras la pérdida de su marido y de su hijo pequeño. Ella es el eje conductor de la historia, y es a través de ella, como descubrimos más detalles sobre su vida, detalles de su pasado. Es una película centrada en su visión, Akin no se molesta tampoco en hablarnos sobre lo que rodea a la protagonista.

Durante el desarrollo de la historia, somos testigos de tres actos, divididos según su protagonismo. La familia, la justicia y el mar comprenden los tres elementos sobre los que versa gran parte de la historia de En la sombra.

Una película, la de Akin, dura, todo hay que decirlo, aunque no llega a tocarnos la fibra, si nos despierta cierta impotencia, nos despierta igualmente cierta crítica hacia el sistema judicial, hacia la justicia que hoy en día se estila (quizá sea su crítica más evidente), y nos hace compartir igualmente el dolor de la protagonista, una Diane Kruger en su mejor rol hasta la fecha.

Es ese análisis tan duro sobre la pérdida del ser querido lo que nos hace partícipes durante toda la película de las reacciones de la protagonista. Pasando por su impotencia ante la justicia, su dolor, y su incansable (pero fría) sed de venganza.

Y es que En la sombra es una cinta también sobre la venganza, sobre creer que es lo justo, sobre las cargas que tenemos en la vida. Akin firma una película sólida, con un buen guión aunque flojo en su tramo final y bastante evidente y panfletario. No es quizá la mejor forma de terminar un ejercicio tan solvente como éste.

Si que es verdad que en ocasiones, juega con elementos un poco trastocados, con la idea de que todo encaje, de que todo lleve al espectador hasta donde él quiere, aunque no quede demasiado creíble.

En la sombra es una cinta muy recomendable, con momentos duros, pero se desinfla en el final. Sobre todo es una película bastante coherente y veraz.