Enola Holmes

Enola Holmes (Harry Bradbeer, 2020)
Podría ser el inicio de una saga, pero resulta un poco fatigosa en su conjunto
★★★★★

Hace catorce años, la escritora norteamericana Nancy Springer publica la novela “El caso del marqués desaparecido”, primera entrega de las andanzas y casos de Enola Holmes, una hermana del famoso detective creado por Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes. Tal fue la buena acogida, que el personaje inspiró cinco novelas más, la última publicada hace diez años.

Holmes ha sido adaptado numerosas veces al cine, y aunque el personaje de su hemana no se encuentre dentro del canon oficial del detective, toma algunos personajes de éste (por ejemplo aparece el inspector Lestrade) y trata de llevar a sus relatos parte de la esencia que ha hecho famoso a Sherlock.

La historia de iniciación del personaje de Enola nos sitúa ante una joven de 22 años. Su madre ha desaparecido y sus dos hermanos, Sherlock y Mycroft, ya no viven con ellas. Enola se lanza en solitario y siguiendo unas pistas que le dejó su madre, en su búsqueda. Pero en su camino se cruza el joven marqués de Tewkesbury, que ha huído de su acomodada vida y a quien quieren asesinar.

Salido de la factoría televisiva de series como Outlaws, Killing Eve o Fleabag, Harry Bradbeer se encarga de llevar a la gran pantalla el misterio de Enola Holmes, a quien da vida Millie Bobby Brown (que por cierto, también es productora de la cinta). La dirección de Bradbeer es solvente aunque tampoco destaca por nada en particular, es una cinta poco personal con un estilo muy estándar.

Henry Cavill, Millie Bobby Brown y Sam Claflin.

Prácticamente la historia se apoya en el personaje de Enola, muy bien interpretado por Bobby Brown y que hasta se permite romper la cuarta pared y hablar con el público, para así hacerlos más partícipes de sus investigaciones. Pero lo cierto es que la historia en sí, resulta demasiado sencilla y hasta aburrida en muchos momentos. No hay sorpresas y todo parece ir encaminado hacia un final bastante previsible.

Pero quizá el punto más interesante es lo que hay detrás de la trama principal (la película tiene varias subtramas que entran y salen, pero tampoco aportan demasiado al conjunto). Es una cinta con un fuerte carácter feminista, muy apropiado para los tiempos que corren. Una película que habla sobre la figura de la madre y el papel de la mujer en la Inglaterra de esa época, en donde prácticamente se las relegaba a meros adornos junto a los hombres. La madre de Enola, que enviudó pronto, decide cambiar el mundo, el futuro para su hija, y aunque las formas no sean las más apropiadas, es toda una declaración de intenciones para la sociedad inglesa.

Es quizá ese mensaje reivindicativo lo que más destaque de una película que, en líneas generales es un poco irregular, sobre todo en lo referente a su ritmo. Tenemos partes que crean interés en contraposición con otras que realmente no aportan mucho.

El uso de hablar a cámara quizá rompa en numerosas ocasiones, el interés para el público, no es un recurso que se use con frecuencia en el cine actual, pero resulta hasta teatral su utilización en muchas ocasiones.

Enola Holmes es una película entretenida… a ratos, pero no aprueba a nivel general ya que la previsibilidad de sus acciones, una trama muy plana y unos actores que no destacan en exceso (ni siquiera Henry Cavill como Sherlock Holmes, aunque salvamos a Bobby Brown), lastran su mensaje reaccionario sobre el feminismo y la lucha de sexos.

No es una cinta aberrante, ni intragable, pero desde luego tampoco dice mucho a favor de las últimas producciones cinematográficas de la plataforma.

¿Por qué no se estrenó en cines?

A principios de año, en Abril, Netflix anunciaba la compra de los derechos de esta producción. ¿Las razones? la pandemia del COVID. El éxito ha sido tal que ya se habla de una segunda parte.

¿Cómo se puede ver?

Es un estreno exclusivo de Netflix, por lo que sólo puede verse a través de esta plataforma.

Ficha técnica

Guión
(sobre la novela de Nancy Springer)
Jack Thorne
Dirección de fotografía
Giles Nuttgens
Música
Daniel Pemberton
Montaje
Adam Bosman
Formato
2.35:1
Nacionalidad
Reino Unido
Duración
123 min.
Distribución
Netflix
Más información

Comparte: