The X Files ● 1998 ● USA ● 121 mins.
★★★★★

Expediente X: Enfréntate al futuro

Básicamente es un episodio alargado y con más medios.

Entre la cuarta y la quinta temporada, los responsable de la serie vieron el filón que tenían delante y no dudaron en lanzarse a rodar una película. Expediente X: Enfréntate al futuro es una especie de “recompensa” para toda la audiencia en forma de episodio cinematográfico.

Carter se reserva el guión y la producción, mientras que la dirección se la deja a Rob Bowman, que ya se había encargado de dirigir varios episodios en televisión y además de producir casi 100.

Después de los extraños casos a los que los agentes Mulder y Scully se habían enfrentado, llega la hora de la verdad, llega la hora de demostrar que hay una conspiración y de que el gobierno oculta la presencia alienígena en la Tierra. Pero no será fácil y Mulder deberá dar los pasos adecuados para conseguir la verdad.

Como suele suceder, todo largometraje que parte de una serie, ha de conservar, como mínimo, los elementos de su origen. Así las cosas, Expediente X: Enfréntate al futuro lo hace a sabiendas de que no va a conseguir, posiblemente, mucho más de lo que ya tiene. Es una cinta totalmente consciente de sus posibilidades y eso la hacer se menos engañosa, más sencilla y más honesta con el espectador.

Aunque no sea necesario ser un experto en la mitología de la serie, quizá convenga tener ciertos antecedentes para saber algo más sobre la historia que Carter se ha sacado de la manga. No es una condición indispensable, ya que la película se puede disfrutar igualmente tanto si eres neófito como si eres un experto. El entretenimiento del que goza se basa en un guión simple, con pocas sorpresas, pero que ha sabido aglutinar correctamente, todos los elementos que hacen que la serie haya tenido (y tenga) el éxito que tiene.

Con la presencia de los actores habituales, el punto interesante lo compone la presencia de Martin Landau. El veterano intérprete de títulos como Delitos y faltas (Woody Allen, 1989) o Ed Wood (Tim Burton, 1994), por la que recibió un Oscar, interpreta de forma correcta y sin apenas destacar, a un confidente del protagonista. Aunque su presencia podría ser casi anecdótica, se agradece verlo en pantalla.

La ventaja de haberse rodado para cine, ya no sólo es estética ni visual, sino de producción. El nivel técnico es superior a cualquier episodio (espléndidas secuencias como la de las abejas o el mismísimo final), y la trama se decanta más quizá por la acción que por el suspense o el thriller, sin evadir ambos géneros.

El espléndido colofón (siempre desde el punto de vista “fan”) es un guiño a todos los seguidores de una serie que, sin duda se ha ganado el respeto y el éxito a base de crear interés, de generar buenas historias, algo que hoy en día cuesta un poco encontrar.

<

El año: 1998

Gracias al éxito de la serie creada por Chris Carter, el estreno de la película de Expediente X fue uno de los más esperados del año. Pero la competencia era bastante dura y sólo logró colarse entre las 25 películas más taquilleras del año. Una lista encabezada por Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998), Armageddon (Michael Bay, 1998) y la comedia Algo pasa con Mary (Peter Farrelly y Bob Farrelly, 1998). La sensación general, fue la de poder ver a los protagonistas de la serie en pantalla grande y en un caso que además se emparejaba con la trama principal de la serie. Eso sí, la taquilla no respondió como se esperaba.