It

It (Andy Muschietti, 2017)
Una espléndida y entretenida cinta sobre la amistad y el miedo
★★★★
recomendada


En 1990, el director y guionista Tommy Lee Wallace, adaptó la gigantesca novela de Stephen King It. Contaba con Lawrence Cohen como guionista, habitual en adaptaciones de King tanto en cine (escribió el guión de Carrie (Brian De Palma, 1976)) como en televisión, con miniseries como Tommyknockers (1993) o Pesadillas y alucionaciones de las historias de Stephen King (2006)). Aquella cinta, estrenada como miniserie, resultó bastante entretenida y plasmaba con acierto (y un reparto casi desconocido) el terror y la inocencia de la obra del escritor de Maine.

Han pasado unos cuantos años y el director argentino Andy Muschietti rescata la novela de King (publicada en 1986) para adaptarla de nuevo, con más medios, y con un desarrollo de personajes bastante más elaborado. Eso sí, Muschietti apuesta más por la aventura que por el terror, a pesar de que la cinta tiene pinceladas del género, algo que de no ser así, habría resultado imperdonable.

Estamos en el pequeño pueblo de Derry. Cada cierto tiempo desaparecen misteriosamente niños, nadie los vuelve a ver y ni siquiera se encuentran sus cuerpos. Un pequeño grupo de amigos comienza a tener misteriosas y aterradoras visiones en las que les aterroriza un payaso, todo desde que el hermano pequeño de uno de ellos desapareciese un día de lluvia. Juntos se enfrentan a una fuerza sobrenatural que desconocen y que les pondrá a prueba.

A pesar de su duración hay que comentar que la película no resulta larga ni pesada, su ritmo y su desarrollo la hacen sumamente entretenida. Básicamente estamos ante un producto muy pensado (de estudio totalmente) dirigido con buen pulso y con una estética cuidada, muy lejos, evidentemente, de la obra de Lee Wallace, bastante más modesta y… con todo el respeto, algo pobre en cuanto a estética y efectos visuales.

It.

Muschietti, que ya tocó el terror con su debut en la gran pantalla (Mama (2013)), combina de forma inteligente la aventura con el terror, pero sin olvidar el drama que subyace en los personajes protagonistas, muy bien cuidados y con un trasfondo que genera tanto interés como empatía. Ya cuenta con una materia prima bastante buena como es la obra de King, y gracias al estupendo guión traslada muy correctamente la novela y hace que prácticamente la cinta se pase en un suspiro.

Por un lado cuenta la historia de un grupo de niños, todos ellos con algún problema en su vida personal, véase padres excesivamente protectores, abusadores, ausentes… la figura de los padres en la película es muy relevante para comprenderlos. Y es que en el fondo todos se complementan entre ellos, creando una relación de amistad, que roza casi lo fraternal. En cierta manera les une la desgracia (por eso se hacen llamar “Los perdedores”). La película tiene como tema fundamental la amistad, sus valores y lo que significa cuando somos pequeños. Algo que se ha tratado en cintas como Los Goonies (Richard Donner, 1985) o Super 8 (J.J. Abrams, 2011).

Son niños que sufren tanto dentro como fuera, y eso es lo que hace que el miedo crezca en ellos, miedo e inseguridad. El miedo es lo que alimenta a su némesis, el payaso Pennywise (muy bien reinventado e interpretado por el pequeño del clan Skarsgård, Bill), y vencerlo es vencer sus miedos, superar a lo que se enfrentan cuando llegan a casa o cuando van por la calle.

La película está más cerca de la aventura que del terror, como hemos comentado, aunque los elementos del segundo género están muy bien tratados pero hay poca novedad en ellos. Todos funcionan con fórmulas conocidas (“jump scares”, música “in crescendo”, efectos de sonido…). En este sentido la cinta no innova prácticamente sobre la forma de “asustar”. Muschietti se aferra a lo que funciona y punto. No se le puede recriminar nada, puesto que el miedo, en la historia, no es más que la excusa para dar a los personajes una motivación y un fin. Aunque está presente no es lo primordial. El director ha preferido dar más protagonismo a la aventura y a los personajes.

Una película muy entretenida, con mucho espíritu de aventura, que hace que nos involucremos con los personajes, con un drama en cada uno (más o menos intenso y mejor o peor tratado, pero en el fondo bien reflejado). Muschietti se ha dejado la piel en una adaptación que, al margen de su fidelidad a la obra literaria, deja muy buen poso y es una cinta disfrutable en muchos aspectos.

Ficha técnica

Guión
(sobre la novela de Stephen King)
Chase Palmer, Cary Joji Fukunaga, Gary Dauberman
Dirección de fotografía
Chung-hoon Chung
Música
Benjamin Wallfisch
Montaje
Jason Ballantine
Formato
2.39:1
Nacionalidad
USA, Canadá
Duración
135 min.
Distribución
Warner Bros. Pictures
Más información

Comparte: