Jonah Hex
Jonah Hex ● 2010 ● USA ● 1h 21min
”Adaptación fallida en toda su magnitud.”
★★★★★






Comparte

Jonah Hex (Josh Brolin) es un hombre de de ley, un oficial de los Confederados durante la Guerra Civil Americana. Uno de sus superiores, Quentin Turnbull (John Malkovich) le acusa de haber matado a su hijo y para vengarse decide matar a la esposa de Hex y a su hijo, además de marcarle el rostro, para que nunca olvide lo que hizo. Prácticamente muerto, Hex es rescatado por unos indios que logran traerlo de nuevo a la vida, otorgándole el don de poder hablar con los muertos. Hex buscará venganza por todo el territorio e intentará dar caza a su némesis, Turnbull.

Jonah Hex ya es considerada por unos cuantos como una de las peores adaptaciones del año. Ni siquiera la presencia de Josh Brolin (actor que con cada proyecto se crece más como profesional) logra salvar este desaguisado que, aunque resulta entretenido por momentos, no deja de ser una cinta más del montón con la intención de subir la taquilla. Desgraciadamente no lo consigue, como tampoco Megan Fox (sin duda uno de los reclamos de la película), cuya anecdótica presencia no merece ni siquiera un comentario.

Por el lado “villano”, Malkovich apenas aprovecha su presencia en esta película. Presencia que, por otro lado, podría merendarse al personal (incluido Brolin) pero que finalmente todo queda en una burda aventurilla en el lejano oeste. Michael Fassbender (Centurión (Neil Marhsall, 2010)) tampoco es que aproveche su situación como secundario. Aunque en los últimos tramos de la película su personaje se crece, no deja de decepcionar su presencia.

Jimmy Hayward no ha podido contentar a muchos, eso es evidente. Quizá su única experiencia como director de animación (Horton (2008)) o como responsable artístico de Pixar (Toy Story, Monstruos, S.A. o Buscando a Nemo) es lo que no le ha dado suficiente calidad como director de una adaptación que estaba llamada a conseguir bastante adeptos, sobre todo en el terreno americano.

La única pieza que realmente encaja en esta película es su dirección artística. La ambientación hay que reconocer que está bastante bien lograda. Reuniendo tópicos del universo del “western” y con algunas pequeñas pinceladas algo más contemporáneas, se ha construido un mundo sólido y bastante envolvente (al menos para la historia). Brolin luce un espléndido maquillaje, quizá de lo más salvable y a la vista de lo escaso del panorama general, hasta nominable.

Resulta inevitable realizar comparaciones entre Jonah Hex y otra de similares características como lo fue Wild Wild West (Barry Sonnenfeld, 1999). Ambas se ambientan en el mismo lugar, pero mientras una se desvía hacia la comedia, apoyada en la figura de Will Smith, ésta se va moviendo más hacia una traza de personajes algo más estudiada y pensada, aunque desgraciadamente todo se reduce a un “te intento pillar como sea”. Tanto ésta como la obra de Sonnenfeld tratan de hacer taquilla, y una la consiguió, la otra no. Son ambas muestras de que mezclar acción contemporánea y el viejo oeste no siempre puede traer buenos resultados.

Jonah Hex tiene momentos de acción, algunos más intensos que otros, un final absolutamente denunciable (¿tanto para eso?) y unos actores muy desaprovechados que parecen hacer la película casi por contrato. Nos importan bastante poco todos y la historia, aunque no se desvía mucho, no interesa. Cinta de fácil digestión y olvidable tras su visionado.

¿Por qué no se estrenó en cines?

La película tenía fecha de estreno en cines, pero a pocos meses, Warner Bros. (intuimos que su división española), decidió no estrenarla y sacarla directamente al mercado doméstico. Las razones, quizá no fueron relativas a su reparto, ya que todos son muy conocidos, más bien podría deberse a la mala crítica y recaudación que hizo fuera de nuestras fronteras. No se quisieron arriesgar.

¿Cómo se puede ver?

Podemos adquirir Jonah Hex tanto en bluray como en DVD. Está editada por Warner Home Video.