(Jake Kasdan, 2017)
Jumanji: Welcome to the Jungle ● 2017 ● USA ● 1h 59min
★★★★★

Jumanji: Bienvenidos a la jungla

Su intención la cumple, y está claro que no la podemos exigir mucho más.

Quien más quien menos, debe reconocer que, si pasó su adolescencia en los noventa y le gustaba el cine, la película de Joe Johnston Jumanji, le dejó un buen sabor de boca, un regustillo al cine de aventuras más clásico, con un Robin Williams en estado de gracia y con unos efectos especiales que, para la época, no estaban nada mal. Todo ello aderezado con una idea tan estupenda como original y que, posteriormente se intentaría repetir con otra cinta igualmente entretenida, Zathura (Jon Favreau, 2005).

Reconozco que tras ver los primeros avances de esta nueva entrega de Jumanji no tenía buenas perspectivas y todo se reducía a “un remake pero actualizado”. En parte uno no estaba mal desencaminado, pero por otro lado, la cinta de Jake Kasdan tiene cosas que no tenía la de Johnston, y viceversa.

Para empezar, Kasdan opta por el humor ante todo, y que se sobrepone ante la aventura, cosa que Johnston tenía como pilar esencial de aquella película. Después, las evidencias en cuanto al reparto son claras. Pero como tampoco se trata de comparar, que siempre se dice que es odioso, merece la pena echar un ojo a este nuevo Jumanji sin prejuicios, y sobre todo sin la idea de que es un “remake” o una secuela de aquella, porque no es así.

Kasdan (hijo del mítico Lawrence Kasdan), buscaba entretenimiento y realmente lo consigue, con una película sencilla, sin pretensiones que simplemente busca la evasión y nada más. Si intentamos buscar algo que no sean estos elementos, estamos perdidos, no es su intención.

Jumanji: Bienvenidos a la jungla es una secuela/remake/nueva versión/”loquesea”  puesta al día de la comedia que se estila, pero afortunadamente huye del humor grotesco, de ese humor tan infantil, y busca más la sonrisa y la risa selectiva que la carcajada más chabacana, puesto que siempre tiene presente qué tipo de película es.

Es más, todo su reparto, hace un esfuerzo bastante loable, tomándose en serio una historia que renueva muy bien la esencia de Jumanji, y que bien podría haber hecho caer a los personajes en una caricatura ridícula y pueril.

Sí, son personajes estereotipados (casi necesario hoy en día para hacer mucha taquilla); sí, Dwayne Johnson no es precisamente un ídolo de la interpretación, lo sabe y se ríe de ello; sí, Jack Black es quizá lo más destacado de un reparto tan coral como dispar (por lo de Nick Jonas, más que otra cosa); y sí, hay guiños y pequeños homenajes a la Jumanji original.

Con todo y con esto, la película es disfrutable, no es ninguna maravilla, pero cumple su función. Algunos exigimos algo más, está claro que no llueve a gusto de todos, pero también es de valorar su atrevimiento y osadía a día de hoy, y más con una película casi idealizada en la actualidad.