La LEGO película
The Lego Movie ● 2014 ● Australia-USA-Dinamarca ● 1h 40min
”La apabullante (y eterna) historia del héroe anónimo.”
★★★★★






Comparte

La industria de los LEGO mueve millones de aficionados en todo el planeta. El imperio danés creado en 1932 por Ole Kirk Christiansen no ha podido resistirse a Hollywood y después de tantear el mundo de los videojuegos y las series de televisión, tocaba dar el salto a la gran pantalla. Para llevarla a cabo, se ha elegido a Phil Lord y Christopher Miller, directores de la cinta de animación Lluvia de albóndigas (2009).

La LEGO película cuenta la historia de Emmet, una figura absolutamente normal que un día es confundida con un salvador del mundo. Desde el mismo momento en el que es elegida por el mago Vitruvius, será perseguida por el maléfico Mega Malo, un villano cuya obsesión es la de “congelar” el mundo LEGO.Camuflada bajo una infantil capa de entretenimiento, color y diversión, La LEGO película cuenta algo más que una frenética huída de un personaje de manos de un villano. Llama especialmente la atención, la cantidad de detalles y guiños que el guión tiene que ofrecernos.

La cinta no da tregua, es tremendamente apabullante, llena de ritmo y con una ingente cantidad de personajes, que van desde algunos desconocidos, hasta otros más famosos como Batman, C3-PO, Han Solo, Abraham Lincoln, Gandalf o Linterna Verde. La variedad de LEGO es infinita, y aquí los personajes son muy diversos. Cada uno con sus cosas, con su gracia y con su encanto.

Tampoco nos resulta chocante la elección de Lord/Miller como directores/guionistas. El dúo vuelve a echar mano de una historia en donde el anonimato se vuelve fama, en donde un personaje anodino se convierte en protagonista, ese héroe surgido de la nada, sólo que aquí está cercado por las reglas, bajo ese gracioso calificativo de “instrucciones”.

Y es que La LEGO película aboga por que seamos libres, por encontrar nuestro hueco en el mundo. La cinta trata de identificarnos como ese bloque de LEGO que tiene que encontrar su sitio para que la maqueta se complete y tenga sentido, como la vida de Emmet.

La forma en la que Lord/Miller han contado la historia llama especialmente la atención. Ya no sólo por su mezcla de humor alocado (casi como un desvarajuste de piezas de LEGO) sino porque parece que por momentos la idea principal no sabe ir hacia un sitio concreto.

La LEGO película es una propuesta muy digna, simpática y con la que uno sin duda no se aburre. Es como un juguete para adultos.

De nuevo, y como ya sucecía en las dos entregas de Lluvia de albóndigas, el nivel técnico es sensacional. Logrando escenas tan espectaculares como una persecución por la ciudad o una enorme secuencia de luchas en un mundo idílico donde todo el mundo es bueno y piensa bien. Me cuesta encontrar pegas en este aspecto.

Y es que La LEGO película también puede producir ciertas alucinaciones. El hecho de su apabullante ritmo y de que todo parece no encajar (¿en serio hay un hilo conducto? Sí), puede sumarla detractores, pero sinceramente, se la puede dar una oportunidad. Si uno la coge al vuelo, puede pasar un rato muy divertido.