The Croods ● 2013 ● USA ● 1h 38min
★★★★★

Los Croods: Una aventura prehistórica

Gracias a lo que siempre funciona, es una película que entretiene.

Hablamos de la aventura Los Croods, nueva producción animada de DreamWorks, que no destaca precisamente por tener una historia con demasiados detalles, pero técnicamente es todo un deleite visual.

Si echamos la vista atrás, veremos que DreamWorks Animation no parece haber levantado mucho desde el cierre de la saga de Shrek, allá por el 2010. Quizá tan solo el minino de El gato con botas (2011) les hizo volver a saborear las mieles del éxito, pero de aquello hace ya un par de años, y desde entonces se necesita una historia nueva o una aventura nueva para levantar el vuelo que, desde hace ya tiempo, viene estando copado por la Pixar/Disney (que también tiene sus altibajos).

Los Croods cuenta la historia de una familia de cavernícolas cuyo patriarca los mantiene a salvo de los peligros que acechan en el exterior de la cueva donde viven. Pero un día, la aventurera hija, descubrirá que hay más cosas fuera de la oscuridad. Ese mismo día, deberán emprender un viaje a un nuevo hogar.

Con la excusa de la prehistoria, los directores Chris Sanders (guionista de las espléndidas El rey león (1994) y Cómo entrenar a tu dragón (2010)) y Kirk DeMicco (guionista de La espada mágica: En busca de Camelot (1998)) se han marcado una enternecedora historia sobre el peligro y la protección, ambientada en una época que parece la prehistoria pero no termina de quedar muy claro. Aunque bien es cierto, que se trata simplemente de una excusa para enmarcar la trama en un tiempo concreto.

Los Croods marca una buena dirección para DreamWorks, que con cada cinta va puliendo su técnica de forma brillante, casi alcanzando a los señores de Pixar. Pero su principal punto flaco reside en lo que cuentan, en las historias y en este caso volvemos a estar ante un cuento entretenido pero ya no sólo muy manido, sino que no explota nuevos aspectos. La película se dedica principalmente a entretener y a mostrar sus logros técnicos (que los tiene y bastante buenos).

Pero a pesar de estos logros, la cinta no se cierra únicamente en demostrar sus posibilidades técnicas. Intentando elaborar unos personajes, no muy complejos (recordemos que es una cinta principalmente para el público infantil) pero con cierta profundidad, falla sin embargo en demostrar que puede hacer eso. Bien está que a éstos se les añadan ciertos matices, pero tampoco está de más, dotarlos de vez en cuando de cierta simpleza e inocencia. Quizá a Los Croods le haría falta un guión mucho más elaborado (el tramo final, no convence mucho).

No obstante, no hay que olvidar que los derroteros por los que se va la cinta, son bienvenidos. Cada una de las subtramas que explota están bien contadas, el guión, a pesar de su flojera, no cojea en exceso. Apostando también por el humor como elemento de gancho para el público, Los Croods, bebe de un humor bastante común, porque saben que siempre funciona. Técnicas aparte, la cinta no aporta mucho más a la animación.