Mosul

Mosul (Matthew Michael Carnahan, 2020)
Si pretende conmover, como drama bélico no funciona de ninguna forma
★★½★★

Cine bélico, lo que significa que, muy posiblemente acción y drama caminen juntos de la mano, en una historia que bien puede optar por convertirse en una obra denuncia, o bien en un drama trascendental en donde la evolución del personaje a través del infierno de la guerra, es lo que va marcando las pautas de la historia. Sí, aquí se opta por la segunda opción, aunque no termina de convencer el resultado.

Mosul nos sitúa en la conflictiva Iraq. El ejército del ISIS todavía coletea en las calles de una de las ciudades más desbastadas por las bombas y las balas. Allí un pequeño grupo de la SWAT iraquí se encarga por su cuenta de eliminar los resquicios del terrorismo del mal llamado Estado Islámico. En su camino se cruza Kawa, un joven policía que se unirá a su causa.

Resulta inevitable pensar que el hecho de que los hermanos Russo (considerados los “reyes Midas” de Marvel) estén detrás de la producción de esta película, ha sido un factor determinante para que se lleve a cabo. Eso y que además en el guión y en la dirección esté Matthew Michael Carnahan, hermano del director Joe Carnahan. Con él, el manejo de la acción es palpable en cada una de las escenas de la película.

Aunque Mosul trata de alejarse un poco del cine de acción, sobre todo por el tema que trata y por tener una base real en su historia, resulta complicado desligar acción y drama de la película, ya que hay más presencia del primero que del segundo. No es precisamente un drama conmovedor sobre la guerra que trata de concienciar… no es su idea, o al menos no la sabe transmitir como debería. Es más una cinta de acción con tintes dramáticos que otra cosa.

Mosul.

A nivel técnico la cinta tiene una buena puesta en escena con grandes decorados, escenas de acción bastante correctas, y un diseño de producción aceptable que nada tiene que envidiar a los “blockbuster” de los grandes estudios. Da la sensación de que con el presupuesto que han tenido han sabido lucirlo bien en pantalla.

La historia está contada, principalmente a través de los ojos del personaje de Adam Bessa, actor al que lo Russo ya conocen tras su paso por la cinta de acción Tyler Rake (Sam Hargrave, 2020), que también se estrenó directamente en Netflix. Una mirada que poco a poco se va transformando durante toda la película a través de los hechos que va presenciando. Su evolución no resulta especialmente novedosa, ya que es una transformación muy al uso en este tipo de historias.

Como hemos comentado antes, resulta bastante complicado simpatizar o identificarnos con algunos de los personajes, puesto que el drama está bastante diluido. Esto nos lleva casi hasta la indiferencia con algunos personajes, desviándonos por completo de la historia real sobre la que se basa la película.

Es una cinta que apuesta más por el entretenimiento que por otra cosa. Con algún pequeño acierto a nivel de realización, en general no destaca precisamente por algo. El conjunto de actores está correcto, pero es que tampoco se la puede exigir más.

¿Por qué no se estrenó en cines?

Desde el primer momento, la película se pensó para estrenarse directamente en la plataforma de Netflix. Los hermanos Russo ya tienen cierta experiencia, puesto que el mismo año han estrenado también la cinta de acción Tyler Rake.

¿Cómo se puede ver?

Sólo en Netflix.

Ficha técnica

Guión
Matthew Michael Carnahan
Dirección de fotografía
Mauro Fiore
Música
Henry Jackman
Montaje
Alex Rodriguez
Formato
1.85:1
Nacionalidad
USA
Duración
86 min.
Distribución
Netflix
Más información

Comparte: