No tengas miedo ● 2011 ● España ● 1h 30min
★★★★★

No tengas miedo

Han pasado 17 años desde que el director vasco Montxo Armendáriz, representase a España en los Oscar con su cinta Secretos del corazón, una película demasido íntima y demasiado “española” para conseguir una estatuilla dorada (al final fue la cinta holandesa Carácter (Mike van Diem, 1997) quien se llevó el Oscar). Quizá los académicos no vieron más allá de una película rural, en lo que Armendáriz trataba de contar, la historia de cómo la inocencia de un niño se va perdiendo poco a poco.

Su último trabajo (hasta la fecha) como director, también tiene a los niños como protagonistas, aunque quizá sólo en un comienzo. No tengas miedo es una cruda historia sobre el abuso de una niña, desde sus ocho años hasta la adolescencia, tratado desde un punto de vista, si cabe, bastante típico, por lo que desgraciadamente, la película aunque no aporte mucho, al menos consigue sacar a la luz una vez más, este tipo de escabrosos casos.

Bajo una sobria dirección y una fotografía muy acorde a la historia, Armendáriz simplemente se deja llevar por la historia, proponiendo al espectador un drama que, en ocasiones, roza casi el telefilme. No se trata de algo malo, pero viniendo de un director con su trayectoria, resulta quizá algo chocante encontrarse con este producto, insisto, amen de que la historia está muy bien tratada.

Michelle Jenner (protagonista de la serie de televisión Isabel o la ya terminada Los hombres de Paco), se encarga de dar vida a la protagonista en su última etapa (dentro de la película). Jenner, que quizá es la que más tiempo tiene para desarrollar el personaje, deja un tanto frío con su interpretación. El espectador es consciente de la batalla interna del personaje (no es ni necesario hacer mención a ello), pero la joven intérprete no transmite demasiado el conflicto, salvo en momentos muy puntuales. Eso sí, aunque son pocos, su personaje está muy conseguido.

Apoyando a la actriz, unos secundarios en su salsa y que pocas pegas se les pueden poner. Belén Rueda (cuyo personaje no parece involucrarse demasiado en lo que sucede, ¿por qué?), Lluis Homar (con esa tranquilidad tan turbadora), Rubén Ochandiano (con un personaje que quizá podría haberse exprimido más, ya que es quien más se acerca a la protagonista), Nuria Gago o Cristina Plazas.

Armendáriz da la oportunidad con No tengas miedo, de dejar al espectador la capacidad de poder evaluar todo lo que ve. No se postula y con ello otorga la capacidad de juicio al respetable. Un punto a favor en una película que podría haber cosechado mucho más.

No tengas miedo despierta tanto insipidez como buen sabor cinematográfico. Es una película rodada casi con intención de “reality”, y con escasas miradas, algo de lo que quizá adolece. Una lástima que Armendáriz no se haya arriesgado mucho más, y nos hubiera planteado una cinta cruda y mucho más dura, puesto que lo que cuenta no es moco de pavo.