Puñales por la espalda

Knives Out (Rian Johnson, 2020)
La radiografía de la miseria humana en clave de cinta de misterio
★★★★½
recomendada


Nueva cinta del amado/odiado Rian Johnson, un director con una filmografía no demasiado extensa pero que con cada nueva cinta genera cierta división demasiado “radical” de opiniones. Director de Star Wars: Los últimos Jedi (2017), o la más que interesante Looper (2012), se atreve con una cinta de misterio con clarísimas influencias de las novelas de la escritora británica Agatha Christie.

Puñales por la espalda nos coloca en medio de la adinerada familia Thrombey, donde el patriarca es descubierto degollado en su habitación. Durante varios días e interrogatorios, el detective privado Benoit Blanc (casi como un Hercules Poirot, aunque no tan extravagante) tratará de descubrir quien es el culpable, mientras la policía local da palos de ciego sin pistas realmente esclarecedoras.

Hasta el propio Johnson ha reconocido la influencia de las novelas/películas de Agatha Christie en la muy estimable Puñales por la espalda. Quizá sea de las pocas cosas que le resten interés a una cinta tan redonda como ingeniosa, y es que a día de hoy muchos no terminan de aguantar las influencias en el cine, algo tan cotidiano como ir a comprar el pan.

Pero Puñales por la espalda no se queda en un mero ¿homenaje? a ese cine sino que detrás de su linea argumental, de su historia, encontramos diversas lecturas que la convierten aún más en una película completa. Su atractivo reparto, en donde brillan prácticamente todos, es una mas que notable baza para quedarse atrapado en ella.

La película es además una feroz crítica social de clases, sobre todo a la alta alcurnia, en donde tan pronto eres de la familia como un desecho o una inmigrante ilegal a la que chantajear por un puñado de millones. Si a esto también sumamos algunas puyas a la administración Trump, el ejercicio puede salir prácticamente redondo. En esta cinta, la miseria humana está a la orden del día, y no hace falta fijarse mucho.

Daniel Craig y Ana de Armas.

Johnson no se olvida de los clásicos elementos que han hecho grandes a este tipo de películas. No te puedes fiar de nadie, todos son sospechosos, todos tienen un interés oculto, y además si hay millones de por medio, la cosa se pone interesante.

Una de las muchas cosas buenas que tiene Puñales por la espalda (ya se prepara secuela… para variar) es que el guión del propio Johnson (como todo lo que dirige) se va hinchando poco a poco, va soltando pequeñas pistas, va dándote detalles, contándote cosas desde distintos puntos de vista… la historia poco a poco va creciendo hasta un final en donde, como solía pasar en las cintas de Christie, la resolución nos hace un repaso de todo lo que hemos visto. Varios puntos cómicos hacen que algunas escenas resulten especialmente simpáticas (también pasaba con las adaptaciones de Agatha Christie) y será inevitable esbozar alguna que otra sonrisa.

Una película a la que se sigue con atención y con interés, y un equipo que ha puesto especial mimo en cada personaje. Daniel Craig, fuera de la franquicia Bond, está francamente bien como detective privado con algunos toques cómicos; Ana de Armas también tiene buena presencia; Michael Shannon… qué más se puede decir de él… y así toda la “troupé” del reparto de esta película. Incluso hay un guiño a la juventud de hoy en día, ensimismada con las tecnologías móviles. Hay para todas las edades.

Una película muy acertada, prácticamente redonda, con un reparto excepcional… pocas trabas la podemos poner (como mucho algún engranaje puesto a propósito para que todo encaje, pero es un mal muy menor)… Sin duda Johnson parece haberse redimido ante quienes lo marcamos tras su paso por la saga galáctica.

Ficha técnica

Guión
Rian Johnson
Dirección de fotografía
Steve Yedlin
Música
Nathan Johnson
Montaje
Bob Ducsay
Formato
1.85:1
Nacionalidad
USA
Duración
131 min.
Distribución
eOne
Más información

Comparte: