¿Quién mató a Bambi? ● 2013 ● España ● 1h 29min
★★★★★

¿Quién mató a Bambi?

Curiosamente, la comedia española parece estar atravesando de nuevo, un período bastante favorable. El imparable éxito de Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez Lázaro, 2014) o 3 bodas de más (Javier Ruiz Caldera, 2013) vaticinan un género que, prácticamente siempre, ha supuesto un buen estandarte para nuestra “industria cinematográfica”, bien sea dentro o fuera de nuestras fronteras (y por supuesto, para gustos, los colores).

Pero no nos es raro, incluso encontrar en la comedia (suponíamos muchos, el género más original y más “made in Spain”) alguna que otra fuente de inspiración externa. Y esto ha sucedido con la comedia de Santi Amodeo ¿Quién mató a Bambi? (2013), que bebe directamente de la cinta mexicana Matando cabos (Alejandro Lozano, 2004), cambiando algunos detalles para amoldarlos más a nuestra cultura.

¿Quién mató a Bambi? se centra en David, un joven ejecutivo que decide montar un plan para sacar algo de dinero. El problema es que el plan, incluye secuestrar a cierta persona. El enredo está servido cuando el secuestrado resulta no ser quien debería.

La trayectoria del director andaluz no es precisamente larga. Sus películas hasta ésta, quizá resultaban demasiado personales (bueno, podríamos excluir Cabeza de perro (2006)). Sus originales planteamientos, resultaban un alivio para historias que, en manos de otros, quizá habrían quedado demasiado convencionales. Con ¿Quién mató a Bambi? se aleja de su faceta más personal y se centra más en una comedia de enredos muy nuestra.

La película no resbala en exceso y resulta bastante entretenida, a pesar de que algunas de sus situaciones puedan resultar algo forzadas o quizá metidas con calzador en una historia que, a priori, puede resultar graciosa. Teniendo en cuenta que ya bebe de un material de hace casi 7 años, la cosa pierde puntos para Amodeo, del que estábamos acostumbrados a ver historias mucho más originales.

Pero tampoco se trata de echar todo su trabajo por tierra. ¿Quién mató a Bambi? aguanta perfectamente el tipo, y culpa de ello la tiene su reparto, encabezado por Quim Gutiérrez, que parece haberse puesto de moda, a pesar de no hacer un papel sorprendente (de hecho recuerda a algunos personajes ya vistos). Le acompaña Julián Villagrán, igualmente encasillado en algunos personajes y que vuelve a hacer alarde de su vis más cómica, con un personaje tan hilarante como divertido. Nada nuevo por su parte. El reparto se cierra con dos nombres más: Ernesto Alterio y Clara Lago (también parece estar de moda últimamente).

Una cinta simpática, con algunas escenas graciosas, con un reparto eficaz pero sin destacar por algo en concreto. Un conjunto de elementos que convierten a ¿Quién mató a Bambi? en una opción para la sobremesa pero sin demasiados atisbos de descubrirnos nada nuevo en la comedia.

Deja claro que Amodeo no debería rehuir sus orígenes, y tampoco debería meterse en este tipo de “saraos” puesto que esta misma película, dirigida por otro realizador, habría sido igual de normal, igual de simpática e igual de rápida. No encontramos así, nada que nos haga pensar que se ha intentado sacar algo nuevo de un género que, insisto, ha reportado al cine español, un buen puñado de alegrías, como tiene que ser una buena comedia.