(Coralie Fargeat, 2017)
Revenge ● 2017 ● Francia ● 1h 48min
★★★★★

Revenge

Impactante película con un discurso un tanto desdibujado.

La primera película como directora de Coralie Fargeat es una alocada y brutal cinta que combina el thriller con la acción más desquiciante, siempre con un ligero punto original, sobre todo en cuanto a puesta en escena se refiere.

Fargeat, igualmente, deja un discurso un poco confuso, aunque se atisban las líneas maestras de su reivindicación, por momentos uno olvida tal mensaje y todo queda a merced de una película de acción bien rodada y entretenida.

Revenge cuenta la historia de Jen una atractiva joven que viaja de fin de semana con su amante, un hombre casado. Todo parece ir bien hasta que aparecen los dos amigos de él, con los que se quiere ir de caza. Un incidente provoca un caos en donde la supervivencia será una pieza clave.

Articulada en dos partes (básicamente), la película deambula por momentos entre la comedia y el thriller, aunque el peso se lo lleva la acción. Una acción brutal, sin concesiones, sangrienta e impactante visualmente hablando. Un discurso final que choca un poco con el supuesto mensaje feminista que la película parece querer transmitir.

Y es que está claro que Revenge es una cinta sencilla, con una historia sencilla, con un guión correcto, pero sin llegar a ser redondo, y con la presencia de una joven protagonista que se mete al público en el bolsillo.

Una de las bazas de la cinta de Fargeat es la presencia de Matilda Lutz, una joven intérprete con escasa carrera en el cine, pero que aquí demuestra absolutamente su potencial, tanto a nivel presencial, como interpretativo, construyendo un personaje con el que empatizar fácilmente (dentro de los límites, por supuesto).

Con tan solo cuatro intérpretes, Revenge logra entretener y parece que con ello se da por servida, ya que siempre es consciente de sus limitaciones y de los límites de su historia y no da rodeos ni se entretiene en profundizar en los personajes, ni siquiera en su protagonista, de la que no sabemos nada, pero que consigue sobrevivir como un militar experimentado ¿?

Otra de las cosas que más llama la atención de Revenge, es su estética, muy colorista, con tonos sobrexpuestos, colores muy llamativos, todo ello con la intención de impactar al espectador. Igualmente, la atmósfera que crea también es un plus para la historia, transmitiendo durante casi todo el metraje, una sensación de inquietud.

Aunque con escenas demasiado hilarantes, la película no pretende ser realista, nadie en su sano juicio podría creerse demasiado esta historia, por lo que no es recomendable examinarla con mucho detalle.