Silencio (Hush)
Hush ● 2016 ● USA ● 1h 25min
”Película fácil y resultona, que en el fondo busca algo más.”
★★★★★






Comparte

Ya costó que en nuestro país se estrenara su anterior trabajo, Oculus. El espejo del mal (2013), y el recibimiento tanto de taquilla como de la crítica especializada, no fue precisamente una maravilla. Y es que aquella cinta que bebía de un cortometraje del propio Flanagan, no conectó con un público que quizá esperaba algo “menos elaborado”.

Ahora con Silencio (Hush), el realizador vuelve quizá a un cine más comercial, con menos oficio y, por qué no decirlo, mucho más fácil de digerir. Y es que la película no le exige demasiado al espectador, la verdad.

La historia de Silencio (Hush) se centra en Maddie, una escritora sordomuda que vive tranquilamente en una casa en mitad del bosque. Una noche, recibe la visita de un hombre enmascarado que pretende acabar con ella.

Al igual que en su anterior trabajo, Flanagan vuelve a contar con rostros poco conocidos para protagonizar la historia. Una cinta que tampoco tiene demasiadas cosas que esconder a pesar de tratarse de un thriller más que de una película de terror.

Aquí todo es demasiado evidente y la historia no da para mucho más. Una trama muy conocida que incluso hoy en día sigue teniendo nuevas versiones, pero todas siguen siempre la misma estructura. Sin embargo, algunos pequeños elementos parecen indicar que se intenta buscar algo más, fuera de lo común en el género.

Silencio (Hush) casi parece un telefilme de sobremesa con algo más de sangre. No aporta absolutamente nada nuevo al género, a pesar de que algunos elementos podrían dar mucho juego. Flanagan y la actriz Kate Siegel (protagonista también) no han apostado por arriesgar con giros sorprendentes, por ejemplo.

Y uno de sus principales defectos está en los personajes. Demasiado planos, sin motivaciones (el asesino mata… por que sí), algo absolutamente imperdonable para un thriller si quieres, al menos, innovar en algo. El mero “slasher” por que si, es algo ciertamente gastado hoy en día.

Afortunadamente Silencio (Hush) no dura mucho, se pasa en un suspiro y va directa, quizá por eso no se detiene en algunos detalles que la habría hecho destacar por encima.

¿Por qué no se estrenó en cines?

Mike Flanagan no es un director precisamente con mucho público en las salas, por lo que si costó el estreno de su anterior trabajo y no fue precisamente un éxito en taquilla, no era de extrañar que su nuevo trabajo tuviese igualmente problemas para verse en grandes salas. De hecho en los Estados Unidos, tampoco se entrenó en salas, sino que tras su presentación en el Festival South by Southwest, sólo se podía ver a través de VOD.

¿Cómo se puede ver?

Casi a la par que en los Estados Unidos, es posible ver esta película a través de la plataforma Netflix. Su salida al mercado doméstico (DVD o bluray) de momento no está confirmada.