Vengadores: La era de Ultrón
Avengers: Age of Ultron ● 2015 ● USA ● 2h 21min
”Cuando los superhéroes tienen miedo.”
★★★★★






Comparte

Superar a Los Vengadores (Joss Whedon, 2012) tendría que encumbrar a Joss Whedon como el hombre que ha conseguido convertir a MARVEL en toda una mina de oro. El haberle encargado una secuela de aquella cinta no era algo que pillara a alguien por sorpresa y Whedon sabía que, prácticamente, tenía carta blanca para hacer lo que quisiera. Vengadores: La era de Ultrón, sin llegar a superar aquella cinta, se enmarca como el final de una etapa y como la demostración de que sin riesgo, uno no puede avanzar. Whedon ha intentado ahondar en cada uno de los personajes, dotándoles de más personalidad, a pesar de una historia algo confusa y con un planteamiento un tanto pobre.

Con las mismas caras que Los Vengadores, con algunas novedades y con unos elaborados efectos especiales, dignos de todo un blockbuster, Vengadores: La era de Ultrón, se erige como el nuevo estandarte de la siguiente fase MARVEL, que comenzará con la esperada tercera entrega de Capitán América.

La historia de Vengadores: La era de Ultrón se agarra a dos pilares esenciales. Por un lado, el miedo de los personajes, y por otro lado a la pregunta de ¿qué hay después de Los Vengadores?. En cuanto a la primera parte, la película no esconde las cartas, y muestra a los superhéroes más enfrentados que nunca ante un villano que, si bien tiene presencia en la película, quizá se le echa en falta algo mas de mala leche, dado el inmenso poder que tiene.

Por otra parte, la idea de profundizar en algunos personajes como el de Clint Barton (Hawkeye) en donde se muestra su lado más familiar (¿alguien dijo salida de la franquicia?), o la historia entre Banner/Hulk y Natasha Romanoff/Viuda Negra, que no termina tampoco de quedar muy clara (¿desde cuando?), son un aliciente interesante. La inclusión de nuevos personajes como los hermanos Maximoff (Quicksilver y Bruja Escarlata), en donde la historia se permite el lujo (y se agradece) de ahondar en su pasado y sus motivaciones para luchar contra Iron Man/Tony Stark… son detalles que, sin duda, hacen a Vengadores: La era de Ultrón, mucho más completa que su anterior entrega. Detalles todos ellos que, para los profanos en el cómic, quizá le hagan perder un poco el hilo.

Pero el hilo que une a todas las historias es lo que no termina de estar bien atado. Secuencias de acción espectaculares casi unidas para lograr que todo sea más espectacular aún, es una vez más, la principal lacra de una cinta de superhéroes. En ese aspecto, MARVEL ya hizo las cosas bien con Capitán América: El soldado de invierno (Anthony Russo y Joe Russo, 2014), donde la acción se justificaba junto a una trama muy bien elaborada e hilada.

Vengadores: La era de Ultrón, como cinta para romper la taquilla funciona (que menos), y como película de superhéroes, parece que también. La intentona de hacerla más seria es lo que no ha terminado de sentarla bien. Quizá una tercera película con algo más de dirección podría levantar el vuelo. Aún así, MARVEL sabe que no ha perdido nada (no están muy acostumbrados a ello), por lo que le será fácil que su tercera fase de películas, haga olvidar los males que ésta ha cosechado, pocos eso si.