Zootrópolis
Zootopia ● 2016 ● USA ● 1h 48min
”Nunca dejes de luchar por lo que crees.”
★★★★






Comparte

La de idea de volver a contar con animales para Disney en su nueva película, Zootrópolis, resulta bastante agradable y, al menos para el que escribe, se agradece que regrese un poco a sus orígenes en cuanto a personajes. Quizá sea para ellos una especie de utopía (haciendo un poco la comparación con el título original de esta película) el hecho de que entre ellos, todos se lleven bien, sin ningún tipo de “mal rollo”. Algo así como lo que les gustaría para los humanos.

Y es que Zootrópolis nos devuelve al Disney más fresco, más divertido, más chulo… esta especie de “buddy movie” para niños (bueno, quizá para no tan niños) nos retrotrae al cine más honesto, menos pretencioso y, en resumidas cuentas, al cine más sencillo y eficaz.

Nuestra pequeña protagonista es Hopps, una pequeña conejita que sueña con ser policía y para ello tiene que dejar a su familia en el campo y lanzarse a la aventura en Zootrópolis, la ciudad donde conviven en paz millones de animales. Aunque al principio nadie la toma en serio, Hopps se verá envuelta en un misterioso caso para el que deberá contar con la ayuda de un experimentado timador, Nick, un astuto zorro.

Los artífices de las más que interesantes ¡Rompe Ralph! (2012) y Big Hero 6 (2014), ambas herederas de material ya “inventado”, se sacan de la manga una interesante historia, con unos entrañables personajes, que aunque estereotipados (marca de la casa, y evidente para los niños) mantienen muy bien su presencia en la trama, sin alterar para nada las cosas y con reacciones muy lógicas.

La técnica de Zootrópolis, aunque no sorprende dada la calidad con la que Disney dota a sus películas, vuelve a dejarnos momentos y secuencias muy bien hechas, con ritmo, con muchísimos detalles y todo ello con su habitual punto cómico que siempre aporta algo.

Y es que bajo la trama de esta “buddy movie” para niños, subyacen multitud de matices, muchos de ellos de jugosa actualidad como la corrupción política, el cómo manejan los que nos manejan, a veces en la sombra, con propósitos oscuros.

Pero también Zootrópolis habla de nuestro lugar en la vida, de nuestra perseverancia para llegar a él, para conseguir lo que nos propongamos. Un mensaje que Disney sabe transmitir muy bien y que siempre parece sobrevolar muchas de sus películas.

Y es que a pesar de la madurez mostrada aquí, no hay que olvidar que estamos ante una película también para niños y que hay que mantener cierta distancia a la hora de contar lo que se cuenta. Ellos (Disney) lo sabe y con interesantes detalles y sutilezas, lo deja caer.

Entretenida película, con temas actuales, no excesivamente infantil pero con un toque Disney que siempre agradecen y se agradece. Zootrópolis es una cinta que sin duda merece una oportunidad, como la de todos nosotros, que siempre merecemos alguna para encontrar nuestro hueco en la sociedad y en la vida.